Período Paleoindio o Precerámico (8000 - 3500 a.C.)


Es el período inicial de nuestra historia, con la presencia de bandas de cazadores recolectores en los tres ecosistemas del país. Se trata de grupos pequeños que vivían en campamentos fijos o temporales, de acuerdo con la disponibilidad estacional de recursos en los microambientes de su territorio. No tenían jefes, pero algún individuo podría serlo momentáneamente mientras duraba una emergencia o una partida de caza. Vivían en abrigos bajo la roca o en chozas precarias y su equipo tecnológico era generalmente de piedra: obsidiana, basalto o pedernal. La evidencia arqueológica indica que los paleoindios no cazaron especies de megafauna, casi extinta para la época, sino animales de fauna reciente, particularmente venados. La recolección incluía frutas, hortalizas y tubérculos silvestres, algunos de los cuales acabarían siendo domesticados para la producción agrícola.