Período formativo (3500 a.C. - 500 a.C)


Marca el inicio de la vida agrícola. La agroecología es un microambiente creado en la chacra, en la que crecen las plantas cultivadas bajo amenazas diversas como malezas, plagas, depredadores, lluvia, frío, calor, sequía, que demandan una vida sedentaria de constante cuidado de parcelas. Se afianza la ocupación de la tierra y se crean espíritus protectores con sus respectivos intermediarios. Los pueblos formativos del Ecuador vivían en aldeas controladas por shamanes que velaban por los huertos y la incipiente vida social nucleada, matizada con diversos rituales. La evidencia arqueológica muestra que los agricultores aparecieron primero en la Costa y luego en la Sierra. Es probable que los pueblos amazónicos comenzaran tempranamente su agricultura, pero los cultivos tropicales dejan pocas evidencias en el suelo. En el formativo ecuatoriano, la agricultura surgió junto con la cerámica.