Previous Next

Cultura La Tolita

Ocupó el norte de la provincia de Esmeraldas, y se extendió hasta Colombia donde lleva el nombre de Tumaco. Se caracteriza por la presencia de montículos y la gran abundancia de fragmentos de vasijas y figurinas alrededor de las tolas y en los terrenos lavados por los esteros. Se han hallado muchísimos fragmentos de objetos metálicos (anillos, narigueras, agujas, cascables, cuentas y anzuelos), así como máscaras completas de oro y hachas de cobre. No conocían la plata, pero usaban con frecuencia el platino. Los artefactos de cerámica son similares a los de otras culturas costeras, entre los que se destacan los instrumentos musicales: silbatos antropomorfos y zoomorfos, además de flautas y rondadores. Las figurinas son abundantes y variadas con naturalismo anatómico poco visto en otras culturas. El sitio epónimo de La Tolita ha sido considerado como un centro ceremonial de carácter regional.